Oración de la mañana



Amado Dios
abro mis ojos, y aún estás conmigo

oración-de-la-mañana


Gracias por este nuevo día y por cada día que me das.

Cada nuevo día es una nueva oportunidad que desciende del trono de Gracia.

Te ruego ver tu misericordia guiándome en mi andar, para que no me equivoque en este día, sino más bien, que vea tu gran amor derramado por mi en cada situación que me toca enfrentar.

Dirige mis pasos, Padre del Cielo, encaminame para que no yerre, dame luz del sendero que debo tomar.

Te ruego que me perdones cada una de mis faltas, y me ayudes a perdonar a los que me han ofendido. 
Sea tu Palabra morando en mi corazón y dándome luz para ser sabia en cada situación.

Guarda a mis familiares y amigos de todo mal, que vayan en este día rodeados de tu cuidado y amor. Encomiendo todas mis acciones y todos mis decisiones a ti, a tus pies. Y confío que en tus manos estoy. 

Amén

La Palabra de Dios nos habla sobre la mañana


Pero yo cantaré de tu poder, Y alabaré de mañana tu misericordia; Porque has sido mi amparo Y refugio en el día de mi angustia. Oh Fortaleza mía, a ti canto alabanzas, porque tú, oh Dios, eres mi refugio, el Dios que me demuestra amor inagotable
Salmos 59:16 -17

Señor, tú escuchas mi voz
cada mañana en oración;
cuidadosamente te presentaré mi caso
y esperaré atentamente tu respuesta.

Salmos 5: 3

Bueno es alabarte, oh Jehová, Y cantar salmos a tu nombre, oh Altísimo; Anunciar por la mañana tu misericordia, tu fidelidad cada noche, en el decacordio y en el salterio, en tono suave con el arpa. Por cuanto me has alegrado, oh Jehová, con tus obras; En las obras de tus manos me gozo.
Salmo 91:2-4